Diseñando una estrategia de inversión en el sector agroindustrial

En muchas ocasiones se puede considerar que convertir su estrategia de inversión en el sector agroindustrial en realidad puede ser muy desafiante, esto no es debido a la estrategia en sí misma, sino porque la organización no está alineada o enfocada en conseguir un objetivo de mercado.

Esto ocasiona una pérdida de ventaja competitiva.

Tiene que tener en cuenta varios aspectos críticos que se deben adoptar para actuar y conseguir el objetivo de mercado y no perder la ventaja competitiva.

Liderazgo 

Los equipos de dirección con una estrategia clara y convincente a menudo asumen que sus planes se distribuirán e implementarán de forma natural y en cascada a los equipos operativos, siendo común que esto no suceda de la manera esperada.

Capacidad

Una estrategia exitosa requiere que los equipos de gestión sepan qué capacidades son esenciales para su entrega y cuáles crean una diferenciación sostenible de los competidores. Esto también significa ser honesto acerca de qué capacidades son menos importantes.

Fluidez 

Entender en qué medida las estructuras e interfaces de la organización se optimizan a través de los límites de la organización, ya sean funcionales, geográficas o entre el equipo corporativo y las unidades de negocios, es vital para la implementación exitosa de la estrategia.

Efectividad 

Hacer cambios reales requiere que los líderes impulsen las decisiones en lo más profundo de la organización hacia donde se lleva a cabo el conocimiento técnico y del mercado local. Esto requiere una dirección clara desde la parte superior, pero las organizaciones a menudo fracasan en esto, generalmente al no crear los derechos de decisión en primer lugar, o al comunicarlos deficientemente.

El resultado es un descarrilamiento de acciones estratégicas. Por ejemplo, el crecimiento del comercio electrónico falla rutinariamente cuando los derechos de decisión sobre la estrategia de precios y la oferta de productos no están claros entre las unidades comerciales tradicionales, los equipos de comercio electrónico y las divisiones comerciales.

Al identificar las debilidades en los procesos de toma de decisiones, la organización puede abordar estos obstáculos para implementar su estrategia

Gestión y desarrollo del talento

Sin personas bien motivadas, a las que se les ofrece formación de calidad y que pueden ver una carrera profesional delante de ellos en la organización, la implementación estratégica fracasará. Esto no es fácil de lograr, incluso para las principales empresas del mundo. Las tres palancas de la gestión del talento exitosa son la capacitación, el rendimiento y los incentivos; Monitorearlos y administrarlos de manera constante y consistente asegurará que la compañía tenga las personas para que la estrategia suceda.

Preparación para el cambio

Las organizaciones necesitan evaluar si tienen la capacidad y la agilidad generales para la transformación estratégica y, si no lo hacen, arreglar el problema, que probablemente sea complejo, antes de participar en el programa de cambio.

El rechazo por parte de la organización es cómo los planes estratégicos mejor hechos rutinariamente se despegan. Puede haber varias razones, incluida la aversión general al riesgo, conflictos continuos con la gestión diaria del negocio, la desconexión de la base de empleados más amplia o el intento de implementar demasiados cambios al mismo tiempo.

Las empresas deben reconocer que la transformación organizacional en sí misma es una mentalidad corporativa que debe ser adoptada para ofrecer iniciativas estratégicas fundamentales. Requiere un compromiso de cambio en toda la compañía, una gestión activa de los controles de carretera y un enfoque constante en los resultados.

Poniendo la estrategia en acción

La clave para entregar con éxito una estrategia es abordar los puntos de fricción dentro de la organización y establecer una línea de base contra la cual se puede medir el progreso, y entusiasmar, involucrar y movilizar a la fuerza de trabajo. Esta es una gran tarea y a muchos equipos de administración les resulta muy difícil de completar, pero les incumbe hacer las cosas bien si quieren cumplir sus compromisos.